Polar M400: ¿Cómo crear entrenamientos personalizados?

Polar M400: ¿Cómo crear entrenamientos personalizados?

Un pulsómetro es una de las mejores herramientas que podemos usar para llevar un registro de nuestro entrenamiento diario en cualquier deporte. En la actualidad, puedes encontrar en el mercado pulsómetros de diferentes tamaños, diseños, colores y marcas. Por esta razón, es muy importante que antes de comprar un pulsómetro, te informes bien, de modo que puedas obtener el mayor rendimiento posible del mismo.

En este sentido, Polar M400 es uno de los mejore relojes deportivos que existen en la actualidad. Un reloj GPS que puede ayudarnos mejorar nuestro rendimiento durante las sesiones de entrenamiento y que ofrece un sinfín de prestaciones muy interesantes, lo que lo convierte en uno de los mejores regalos para aficionados al running. Permitiendo conocer en tiempo real nuestro ritmo cardíaco, las calorías quemadas y la distancia recorrida. Pero además ofrece otras muchas opciones que hacen que sea una excelente adquisición, como la función de creación de entrenamientos personalizados.

Un pulsómetro muy completo que además nos permite llevar un registro de horas de sueño, la cantidad de actividad física diaria, pasos andados, calorías quemadas, altitud, frecuencia cardíaca, mensajes de ánimo y establecimiento de objetivos diarios. Además, incluye una banda de pecho con sensores de frecuencia cardíaca que es cómoda y ligera. Cuenta con una batería de 8 horas de duración que, aunque es más escasa que otros pulsómetros de la misma gama, queda compensado porque sus prestaciones son mejores en muchos casos.

¿Por qué entrenar con un pulsómetro Polar M400?

Lo primero que debes saber es que no todos los relojes running o deportivos incluyen la función de pulsómetro, pero no cabe duda de que es una excelente opción para aquellos que practican deporte de forma habitual. La mayor ventaja del pulsómetro es que nos permite tener controlado en todo momento nuestro estado físico y llevar a cabo un entrenamiento saludable. Lo cual es imprescindible cuando se realizan actividades que requieran de un esfuerzo prolongado y constante, como es el fitness, el running, la natación o el ciclismo.

El pulsómetro Polar M400 nos permite medir nuestra frecuencia cardíaca, estableciendo distintas zonas de intensidad en base a nuestras condiciones físicas, permitiéndonos obtener datos precisos sobre nuestro consumo de calorías y disfrutar de otras opciones que mejorarán nuestro rendimiento.

Pero además, también sirve para motivarnos, lo que resulta un componente fundamental, porque nos permite establecer nuestros propios objetivos y nos envía alertas con los logros conseguidos.

Así pues, el pulsómetro Polar M400 se convierte en un gran compañero de entrenamiento, fundamental si queremos mejorar nuestra condición física de una manera realmente eficaz sin poner en riesgo nuestra salud. Gracias a él, es posible conocer el esfuerzo que estamos realizando: sin perder intensidad, sin llegar a límites innecesarios e ineficaces y potenciando la mejora física. Es más, debes saber que un entrenamiento excesivo no solamente no nos ayudará a mejorar, sino que además puede causarnos lesiones graves.

El reloj Polar M400 nos permite obtener una amplia variedad de estadísticas de cada ejercicio y almacenarlas para ver nuestros avances, dándonos mensajes motivadores y enseñándonos a crear programas de entrenamiento avanzados, de modo que logremos el mayor rendimiento posible, pero siempre de forma saludable.

Crear entrenamientos avanzados con Polar M400

La función de entrenamientos personalizados que ofrece el reloj Polar M400 es realmente útil. En este pulsómetro los entrenamientos se ofrecen a través de objetivos que pueden planificarse desde la web de Polar Flow o desde la app y después sincronizar estos datos con el reloj. De este modo, nos guiará paso a paso por cada una de las fases de entrenamiento hasta conseguir el objetivo que nos hemos propuesto.

Para que te resulte más sencillo de entender, si tienes que hacxer un entrenamiento de series, tendrás periodos de descanso, enfriamiento, velocidad, etc. Puedes aprenderte la rutina de memoria o escribirlos en la mano, pero lo cierto es que resulta mucho más cómodo contar con un reloj que te vaya guiando en cada uno de los pasos que debes seguir y que te diga la velocidad a la que debes ir y si te estás pasando.

Puedes crear entrenamientos personalizados con Polar M400, pero también con otros modelos de la marca, como Polar M200, Polar M430, Polar M600 o Polar V800. Así como en otros dispositivos deportivos como Polar A300, Polar M450 o Polar V650. Aunque debes tener en cuenta que no todos los tipos de entrenamiento son soportados por todos los relojes.

Tipos de objetivos

  • Objetivo rápido: este tipo de objetivos son los más fáciles, ya que se basan en un único objetivo final, por ejemplo, una duración determinado, quemar calorías o la distancia. Esto último no es compatible, por ejemplo con Polar A300, pues no incorpora GPS.

 

  • Objetivo por fases: son muy interesantes, por lo que a continuación te explicaremos cómo crearlos paso a paso. Podemos incluir entrenamientos de cambios de ritmo, series, farleck, intervalos por zonas de pulsaciones o lo que prefieras.

 

  • Objetivo de ritmo de carrera: introducimos una distancia y una duración, o el ritmo que prefiramos llevar, y el reloj automáticamente nos guiará para conseguirlo. Eso sí, el único reloj que es compatible con este tipo de objetivo es el Polar V800.

Crear entrenamientos por fases, zonas de ritmo o series en Polar M400

Nosotros te recomendamos que lo hagas desde el ordenador, ya que resulta bastante más cómodo desde la web de Polar Flow. Todas las modificaciones realizadas en la web quedarán sincronizadas con el reloj a través de la aplicación y después podrás hacerlo desde la aplicación al reloj, lo que permite crear entrenamientos fácilmente.

Cuando accedas a la web, pincha en el botón “Añadir” y después en “Objetivo del entrenamiento”. Aquí encontrarás todos los objetivos de los que hablábamos en el apartado anterior, los objetivos rápidos de distancia, calorías y duración y los objetivos por ritmo de carrera o los entrenamientos avanzados de fases o intervalos. Los objetivos de intervalos y fases son muy similares, por lo que vamos a centrarnos en el de fases.

Pulsa en “Crear nuevo” y luego en “Seleccionar deporte” desde el botón de la parte superior izquierda. Elige el deporte al que esté destinado el entrenamiento  que quieres realizar. Pudes escoger entre una gran variedad de deportes, ya que en el caso de Polar M400 se aceptan distintos perfiles de deporte. No olvides poner la fecha, la hora y el nombre del entrenamiento para que aparezca en el día correcto en el reloj. Después de esto, únicamente tienes que ir añadiendo las fases.

Una fase será el “paso del entrenamiento”, es decir, si vas a realizar una fase de calentamiento, por ejemplo. Las fases pueden establecerse tanto por distancia como por duración. En el apartado de “Intensidad”, puedes seleccionar la que desees para esa fase en concreto. De esta forma, iremos añadiendo fases progresivamente para la sesión de entrenamiento que queremos crear.

Lo bueno es que no hay que ir introduciendo las series de forma manual, sino que puedes añadir una repetición de fases. Por ejemplo, si quieres que una fase de 200 metros se haga 5 veces, estableciendo el tiempo de recuperación entre una y otra. Solamente tienes que pinchar en el botón “Repetir fases”, elegir la fases específicas que quieres repetir y escribir el número. En la parte inferior podrás ver una previsualización gráfica del resultado del entrenamiento, con cada fase o bloque, de modo que podrás comprobar si te falta algo o has cometido algún error. Si quieres crear una sesión de entrenamiento más compleja, únicamente necesitas añadir más fases, repeticiones y combinar zonas de pulso con zonas de ritmos, entre otras muchas cosas.

Cuando esté listo, tienes que darle a “Guardar” y el entrenamiento aparecerá automáticamente en el calendario de Polar Flow justo el día que introdujiste, con la posibilidad de editarlo siempre que lo desees.

¿Cómo sincronizar los entrenamientos de Polar Flow con el reloj Polar M400?

Puedes sincronizar los entrenamientos creados en la web de Polar Flow conectando directamente el reloj mediante el cable o a través de la aplicación de Polar Flow en el móvil, lo que resulta mucho más sencillo. Esta opción está disponible tanto para sistema Android como iOS. Accede a la aplicación y de manera automática empezará a sincronizar las modificaciones que hemos llevado a cabo en la web. Veremos nuestro entrenamiento y entonces conectaremos el reloj mediante Bluetooth manteniendo pulsado el botón “atrás”.

Sólo tienes que esperar unos segundos hasta que el proceso se haya compeltado y el reloj tendrá metido el entrenamiento creado desde la web. De esta forma, el reloj nos podrá guiar por cada fase que hemos creado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *